1

Motivación y emoción

¿Qué papel juegan las emociones para el crecimiento personal?

El rol es toral, porque sin emociones prácticamente la gente se vuelve un vegetal que no puede hacer valoraciones de aquello que es bueno o malo. Se necesitan emociones positivas para el crecimiento personal y hay que aplicar diversas técnicas para que eso sea posible.

Las emociones están ligadas con la energía que hace posible las acciones:

las emociones

Las emociones y el crecimiento personal.

Cuando una persona hace un uso fuerte de las emociones se pierde energía vital para desarrollar otras actividades. Por ejemplo si tu enfrentas a una serie de eventos frustrantes y dolorosos en un lapso del día. Después sentirás que ya no tienes energía para realizar otras cosas, aunque tengas medio por delante.

El crecimiento personal requiere una buena administración de las emociones:

Si estás empleando las emociones en ideas de sufrimiento, fatalidades y problemas, entonces sin lugar a dudas estás desperdiciando tu energía. Parte de la inteligencia emocional consiste en eludir el gasto de emociones en cosas que no abonan en nada a tu crecimiento personal.

¿Cómo hacer un buen uso de las emociones que te permita un gran crecimiento personal?

Existen algunos consejos sencillos y prácticos de aplicar que te ayudarán mucho en tu crecimiento personal y el adecuado uso de las emociones, a continuación se mencionan esos aspectos:

  • No te dejes llevar por la captura de la amígdala con episodios negativos pasados:

    La manera en cómo funciona la programación mental es compleja. La amígdala es un área del cerebro vinculada con los estados emocionales y cuando se vuelve a presentar un hecho que generó una situación estresante o traumática, entonces vuelve a experimentar las mismas emociones negativas. De ahí surgen las fobias y los temores más grandes. Necesitas enfrentar esos miedos y poner por delante los aspectos racionales, con el uso de expresiones positivas como las siguientes: “todo estará bien”, “ahora las cosas son diferentes”, “no tengo que estar anclado al pasado”. Así crearás de forma progresiva una reprogramación interna que haga superar experiencias negativas.

  • No uses las emociones para cosas que no ayuden en nada a tu crecimiento personal:

    Si realmente deseas GOZAR DE UN ALTO ÉXITO PERSONAL entonces tus emociones deben estar al servicio de tus objetivos. Esto significa compenetrarte por completo en lo que tú deseas y dejar de estar entregando tu energía a proyectos que son de otras personas. Mucha gente pasa discutiendo por ideologías, política o juegos. No se dan cuenta que están desperdiciando gran parte de sus emociones que deberían servirles para lograr lo que desean. Por supuesto que formarás parte del mundo y podrás elegir ser partícipe de muchas cosas, pero hazlo de una forma desapasionada. Para que tu ser se integre por completo a las metas que te darán libertad y satisfacción.

  • Ensaya el uso de emociones positivas:

    Todos los días debes trabajar en tener emociones positivas como alegría, paz, amor, optimismo, deseos agradables, etc. Tu mente se va acondicionando a las tareas que realizas y después de un buen tiempo de ensayo ya tendrá una gran predisposición a las emociones positivas. Eso te ayudará a realizar un trabajo más eficiente y aumentará el deseo de triunfar.

  • Identifica las emociones negativas y cámbialas de inmediato:

    No puedes eludir por completo las emociones negativas. Habrá momentos en que sentirás tristeza, decepción, melancolía, preocupaciones, etc. Puede cambiar esas emociones de inmediato haciendo algo que se contraponga a lo que sientes, por ejemplo si te pones a cantar y bailar aún en medio de una decepción. Comenzarás a sentirte mejor. Es importante conocer LAS TÉCNICAS DE AUTOMANIPULACIÓN para salirte con éxito de las emociones negativas. También hay eventos dolorosos que te pueden llevar a la reflexión y propiciar un cambio con mayor templanza.

  • Haz que la autodisciplina esté por encima de todas tus emociones:

    Hay personas que utilizan políticas rigurosas en su vida, por ejemplo: “no me acuesto si antes no he leído al menos una hora”, “voy con toda seguridad al menos tres veces por semana al gimnasio”, etc. Una gran autodisciplina es vital para el crecimiento personal, porque te concentras en las labores que debes terminar y no hay mucho tiempo para percibir los sentimientos. Actuar de esa forma tan mecanizada ayuda mucho a cumplir un objetivo. Tú debes practicarlo, tener un listado muy demandante de actividades diarias. Notarás que las tareas positivas te llevan siempre a los sentimientos positivos y tu crecimiento personal será más evidente que nunca.

Share Button

Josue Yalet

Experto en desarrollo humano y aplicación de metodologías innovadoras para el cambio de patrones mentales.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *