0

La excelencia

¿A qué llamamos respuestas efectivas?

Es la información, acciones y decisiones que lleven al cumplimiento del objetivo que se ha propuesto, cuando se da el calificativo de “efectivas”, nos enfatiza que una respuesta debe llevarnos a un cambio positivo, lo cual es aplicado en la vida personal u organizacional.

¿Por qué no se llega a las respuestas efectivas?

Las respuestas efectivas

Las respuestas efectivas

Existen muchos factores que influyen, hay que pensar en el tipo de preguntas que te estás haciendo, si ya sabes lo que deseas, entonces la pregunta obvia que sigue es ¿qué necesito hacer para llegar a ese resultado? Determinar “el cómo” puede llevar tiempo y solo la experiencia en la práctica te dirá si realmente tenías la razón, es fundamental que aprendas a tomar buenas decisiones, para ello deberás hacer un análisis minucioso de los problemas.

A veces no llegas a las respuestas efectivas porque sí sabes lo que debes hacer, sin embargo estás evadiendo la responsabilidad y el compromiso personal que significa propiciar el cambio, caes en mecanismos de defensa para buscar justificaciones que te hagan sentir aliviado, pero sin resultados, lo cual es un beneficio muy fugaz, porque los problemas continuarán ahí, eres el dueño de tu destino, pero lo moldearás de acuerdo a tu voluntad, solo si haces el trabajo suficiente para llegar a las respuestas efectivas.

Estrategias que te ayudarán a llegar a las respuestas efectivas:

Una gran cantidad de personas están obteniendo lo que desean, tú no puedes quedarte atrás, no desde la perspectiva de una competencia, sino pensando en tus aspiraciones personales, en los siguientes incisos se muestran algunas estrategias para encontrar respuestas efectivas:

  • Lo que cuenta es el resultado:

    A veces se piensa equivocadamente en que los intentos son los más importantes y surgen pensamientos como los siguientes: “lo bueno es que lo intentaste”, “lo importante era participar”, “has hecho mucho trabajo”, “renunciaste a muchas cosas”, etc. Estas afirmaciones por supuesto que tienen una relevancia, pero si al final de todo no llegas al objetivo y el resultado que te satisface, entonces el proceso no está bien, necesitas afinarlo, estás apostando por un cambio personal, donde puedas encontrar la luz de las nuevas experiencias, si al final abandonas tu ideas, los intentos simplemente se irán a la basura.

  • No caigas en la trampa del mañana:

    Es posible que tu dedicación a tus propósitos sea muy buena, estás perseverando, pero tienes un problema, quizás has transmitido un mensaje equivocado a tu mente, diciendo “lo conseguiré”, “triunfaré”, “seré el mejor”, etc. ¡excelente!, pero ¿cuándo ocurrirá eso?, es verdad que no puedes esperar llegar al punto más alto de un solo, por ello EL BUEN ESTABLECIMIENTO DE METAS debe exigirte cumplir objetivos crecientes que sí tendrán temporalidad, la trampa del mañana se vuelve un engaño, porque notas que el tiempo transcurre y lo que quieres brilla por su ausencia, sé muy cuidadoso en ese aspecto y aprende a exigir HOY mismo.

  • ¿Realmente estás dando lo mejor?:

    debes responder a esta pregunta, si con poco esfuerzo alcanzas el objetivo, ¡felicidades!, eso significa que has creado una PROGRAMACIÓN MENTAL EFECTIVA, lo cual es correspondiente con una nueva mentalidad, pero cuando no sucede de esa forma, debes concentrar a tu mente en los propósitos, en ese caso deberás dar lo mejor en trabajo para hacer factible el cambio, si tu corazón está puesto en los objetivos, el éxito llegará pronto.

Share Button

anycuevillas

Escritora, especialista en técnicas de motivación, impulsora del cambio de creencias y la apertura a nuevos conocimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *