5

La empatía

¿Qué es la empatía?

Es tu capacidad de comprender a otras personas, sus necesidades, problemas, sentimientos y emociones, es colocarte en su lugar en diferentes experiencias, con la empatía buscas aproximarte lo más cercano posible a la forma en que la otra persona está sintiendo, pero lo harás despojándote de tus propias valoraciones, así como cuando entiendes que un niño se siente frustrado porque se le arruinó su juguete, lo cual seguramente es trivial para ti, pero la empatía debe colocarte en la posición del niño, a partir de ahí podrás encontrar una posible solución al problema.

La empatía debe mejorar tu comunicación con las demás personas:

la empatía

La empatía

Los grandes líderes y las personas con un gran poder de influencia tienen desarrollado el don de la empatía, fácilmente se colocan en los sentimientos de los demás, entonces las personas se sienten identificadas con ellos, así rompen las barreras de la comunicación para encontrar soluciones geniales a diversos problemas, en muchas empresas, los empleados se quejan de la falta de empatía de sus jefes respecto a las condiciones de trabajo, donde se exigen resultados sin tener las herramientas adecuadas, un gerente eficiente es empático y se asegura que se disponen de todos los requerimientos para hacer bien una labor.

Los cuidados que debes tener con la empatía:

Aunque la empatía en general se considera como una gran virtud, también deberás ser cuidadoso a la hora de usar la empatía en situaciones como las siguientes:

  1. El exceso de empatía puede generarte una gran carga mental:

    Si tienes la disposición de tener empatía con muchas personas, es posible que en algún momento te sientas cargado por una gran cantidad de problemas de otras personas, por supuesto que el rol de ser empático no es apropiarte de los problemas, pero en algunos casos te resultará bastante difícil desvincularte, reconoce que un gran volumen de información negativa afecta el desarrollo personal, a menos que tu papel sea el de consejero o psicólogo, lo cual es una rutina de trabajo.

  2. Nunca utilices la empatía para justificar un mal comportamiento:

    Es cierto que cuando eres empático no es adecuado establecer juicios, pero si estás seguro que una persona quiere justificar un mal comportamiento, tu deber es decirle “eso que piensas hacer es inaceptable”, imagina que un amigo tuyo tuvo un problema en su trabajo y se siente indignado, quiere tomar venganza boicoteando las actividades de su empresa, tú lo escucharás y comprenderás, pero tu deber es manifestarle que esa forma de proceder es incorrecta, así que ayúdalo a reflexionar para que tome una decisión con sabiduría.

  3. La empatía no debe utilizarse para evadir las responsabilidades:

    Se habla de muchos problemas en el mundo: pobreza, deterioro ambiental, pérdida de valores, desempleo, etc. Pero ¿quiénes hablan de responsabilidades? Si cada persona cumpliera bien su rol como padre, empresario, amigo, médico, maestro, etc. Muchos problemas se evitarían, así que la empatía no debe utilizarse para ver a cierto grupo de personas como víctimas, por el contrario hay que manifestarle a la gente que tienen todo el potencial para ALCANZAR SUS PROPÓSITOS, pero necesitan asumir responsabilidades por sus acciones, la empatía desde una perspectiva social hay que utilizarla para que las personas puedan desarrollar sus talentos y encontrar por ellos mismos la solución a sus problemas, así se generará un mayor intercambio positivo.

Consejos para aumentar la empatía: Tu misión de ser empático no es volverte un paño de lágrimas para las personas, sino ayudarles a equilibrar sus emociones para que encuentren una vía que los lleve a la solución de los problemas, a continuación se dan algunos consejos para aumentar la empatía:

  1. Aprende a escuchar:

    Aparentemente la labor de escuchar en muy sencilla, pero tú te encontrarás que varias personas no escuchan con verdadera atención, si quieres mejorar tu nivel de empatía deberás aprender a escuchar con mucho cuidado, aleja todas las distracciones y concéntrate en las palabras que la otra persona está exponiendo, así podrás percibir cómo se siente, la forma en que las personas se expresan debe brindarte mucha información para comprender los sentimientos.

  2. Fomenta un diálogo que lleve a conclusiones:

    Si has escuchado con mucha atención, comienza a retroalimentar la información, deberás hacer preguntas para demostrar tu interés en el tema y recuerda que las personas que comparten contigo algún problema están buscando un alivio u orientación, tu tarea es llevar el diálogo a un punto donde la misma persona obtenga las conclusiones, en ese caso tu rol será como el de un Coach, así impulsarás un gran cambio personal que ayude a una transformación positiva.

  3. Debes estar atento al lenguaje corporal:

    Observa la expresión de los ojos, los movimientos de las manos, la expresión del rostro, etc. Al desarrollar la empatía podrás identificar cuando una persona está triste, ansiosa, preocupada, etc. Ahí puedes aprovechar para decirle ¿te sientes bien?, ¿deseas compartir algo conmigo?, ¿estoy para servirte?, etc. Así la persona afianzará su confianza y quizás te exprese sus inconvenientes.

  4. Busca transmitir una energía positiva:

    La empatía es comprensión, pero puedes transmitir una energía positiva, no imponiendo ideas, sino planteando diferentes escenarios y ayudando a que la persona tenga un panorama más amplio del problema, es casi seguro que detrás de las palabras positivas se sentirá mucho mejor.

Share Button

Josue Yalet

Experto en desarrollo humano y aplicación de metodologías innovadoras para el cambio de patrones mentales.

5 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *