0

Gente exitosa

Para ser gente de éxito ¿se nace con dones especiales?:

La gente de éxito no es que nace con una predisposición genética a los grandes triunfos. Sino que hacen un trabajo ordenado para cumplir sus metas, aunque se puede reconocer que existen algunas características especiales en el temperamento que ayudan a las personas a alcanzar sus objetivos. Afortunadamente las técnicas de desarrollo personal te permiten realizar cualquier cantidad de ajustes a fin de ser parte de la gente de éxito.

La gente de éxito siempre está buscando la forma de hacer algo diferente:

gente de éxito

Las actividades básicas de la gente de éxito.

La capacidad inventiva y de asimilación en ver la realidad de una manera proactiva es un elemento importante para que tú puedas convertirte en gente de éxito.

Lo tradicional ya está bien establecido. Pero la gente de éxito da un paso más allá y se pone a pensar qué otras opciones pueden desarrollarse tomando fragmentos de ideas cotidianas para hacerlas espectaculares.

Las actividades básicas de la gente de éxito:

Tú sabes que puedes formar parte de la gente de éxito si vas creando un sistema de estrategias que te lleven a buenos resultados. Pasos fundamentales para lograrlo son:

  • Definir metas específicas:

    La gente de éxito define metas específicas. Evitan la generalidad que deja claro exactamente lo que se pretende. Decir “deseo aumentar mis ingresos”, es diferente a decir “aumentaré a 1,400 dólares mis ingresos mensuales como máximo dentro de tres meses”. Existe un ARTE DE DEFINIR METAS, no solo debe decirse quiero esto o aquello. Hay que comprender cómo funcionan las estructuras mentales que hacen posible acciones realmente efectivas que reduzcan las posibilidades de fracaso.

  • Se necesitan planes concretos y realistas para ejecutar actividades:

    Una meta específica que no tiene un plan, de nuevo está en dificultades. Cuando comienza la semana, debes saber exactamente qué actividades realizar. Algunas tareas requieren acción a diario, otras día de por medio, quizás hayan actividades que puedas ir realizando una vez por semana, etc. Pero entre más rigurosa y exigente sea tu planificación entonces podrás formar parte de la gente de éxito que alcanza sus sueños personales.

  • Evalúa tus acciones con bastante frecuencia:

    Si corres con la cabeza observando el piso únicamente, es posible que llegues a otro lugar que no esperabas. La autoevaluación te ayuda a medir la efectividad de tus acciones, realizar los ajustes, cambiar estrategias y apoyarte en la mejora continua.

  • Aprende a soportar situaciones difíciles:

    Quizás este sea uno de los requisitos más fuerte de cumplir para la gente de éxito, aprender a vivir y continuar en medio de situaciones difíciles. Piensa que ese es el examen que necesitas aprobar para demostrar que tu compromiso está muy por encima de los problemas. Nunca pierdas de vista tu propósito y podrás llegar muy lejos.

  • La opción de hacerlo mejor está siempre disponible:

    La gente de éxito se obsesiona con la calidad y saben que siempre pueden mejorar. Eso mismo debes hacer tu, piensa en optimizar todos los recursos, para tener una enorme eficiencia, donde con menos recursos puedes llegar a mejores resultados.

  • Haz un progreso en tus labores para consolidar tu éxito:

    La gente de éxito aprende a realizar un mayor esfuerzo cada día por dos razones principales: La primera es aprender a desenvolverse ante altas exigencias y la segunda es el efecto de la primera. Cuando mayor trabajo inteligente realizas, entonces existen mayores elementos para tener fe en lo que haces. Ese es fundamento del CONVENCIMIENTO DE UNA IDEA. Haz que cada día los elementos para triunfar se vayan acumulando hasta formar una enorme montaña que te lleve a formar parte de la gente de éxito.

  • Apuesta por el progreso de tus responsabilidades, pero no abuses:

    Es fácil ser presa de la sobre-estimación de las capacidades. A muchas personas las escuchas decir: “esto es fácil”, “yo lo hago en 1 semana”, “sé que puedo cumplir con esas tareas”, etc. Pero cuando ya se está en la práctica, no sucede de esa forma ¿por qué? Simplemente porque la fuerza de los hábitos negativos está tan marcada que un cambio tan grande se vuelve una carga insoportable. Lo mejor es hacer un progreso creciente, donde te aseguras que vas avanzando a buen ritmo, pero con el mínimo de fallas.

  • Aprende a concentrarte:

    La gente de éxito se concentra en sus propósitos y no se enteran de ideas que no les sirven para nada. Tú debes hacer lo mismo, debes pensar en esas metas con afán todo el tiempo y trabajar con la absoluta certeza que serás un triunfador y formas parte de la gente de éxito.

Share Button

Josue Yalet

Experto en desarrollo humano y aplicación de metodologías innovadoras para el cambio de patrones mentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *